Cart
Custom content

This is custom content

Té helado o frío - Trucos y preparación

Té helado o frío - Trucos y preparación

Hoy vamos a explorar el fascinante mundo del "té Helado", una bebida refrescante y deliciosa perfecta para el verano que lamentablemente aún es desconocida por muchas personas. Con el objetivo de difundir su encanto, he decidido crear este breve artículo para compartir algunos trucos y consejos sobre cómo preparar y disfrutar del Té helado o frío - Trucos y preparación.

En primer lugar, es importante destacar que el té helado es una alternativa refrescante al té caliente tradicional. Sus múltiples variedades y sabores ofrecen una experiencia sensorial única y placentera. Para prepararlo, se pueden utilizar tanto tés naturales como mezclas de hierbas, frutas o incluso té verde.

¿Sientes tus piernas pesadas? ¿Sufres de hinchazón con el calor?

Una de las formas más saludables de mantenerte hidratado durante el verano es disfrutar de un refrescante té helado. El té es una bebida que no solo refresca, sino que también es baja en calorías, sin azúcares añadidos ni sodio. Esto significa que puedes disfrutarlo sin remordimientos, y además, te ayudará a evitar la retención de líquidos, estimular tu metabolismo y reducir la sensación de volumen.

El calor tiende a causar hinchazón debido a la vasodilatación y el aumento de la permeabilidad capilar, lo que resulta en una acumulación de líquidos en el cuerpo. La clave para combatir este problema radica en reducir el consumo de sal, mantenernos bien hidratados, consumir alimentos frescos y hacer ejercicio regularmente. Además, es importante evitar las bebidas gaseosas y las que contienen muchas calorías.

¿Té helado o frío?  Descubre las maravillas de esta refrescante bebida.

Con la llegada de los meses más calurosos del año, todos anhelamos una bebida que satisfaga nuestra sed y nos refresque. El té helado o frío se presenta como una de las mejores alternativas para mantenernos hidratados durante los días de temperaturas elevadas. Los verdaderos amantes del té conocen de sobra los numerosos beneficios que esta antigua y maravillosa bebida nos ofrece.

En esta ocasión, exploraremos todas las ventajas de consumir té frío, aprenderemos la forma más adecuada de prepararlo y evitaremos los errores más comunes al hacerlo. Descubriremos cómo el té verde y el té rojo son excelentes opciones para preparar té frío, y cómo los tés azules u Oolong, así como los tés negros, también pueden sorprendernos. Además, no dejaremos de mencionar las ventajas de consumir otras infusiones, como el conocido rooibos.

En primer lugar, debemos desterrar de una vez por todas el mito de que el té solo se puede consumir caliente. Es cierto que la temperatura resalta todas las propiedades y amargor del té. Sin embargo, al disfrutarlo en versión fría, evitamos que aflore su amargor y lo volvemos más atractivo al paladar.

Té Frio

¿Cómo elaborar el té Helado o frío?

Un error muy habitual cuando llega el verano es recurrir a bebidas refrescantes gaseosas que llenan nuestro organismo de azúcares y aditivos que deterioran nuestro estado de salud. El té es una bebida que se compone casi al 100 % de agua y esta llena de propiedades beneficiosas, por lo que se convierte en una de las alternativas más saludables.

El problema es que cuando aprieta el calor no apetece consumir un té caliente, ya que lejos de refrescarnos lo único que conseguiremos es aumentar nuestra temperatura corporal. Es por eso por lo que te voy a indiciar cómo preparar un buen té frío. 

Aquí te dejo unos consejos para preparar el té frío de manera óptima, para que puedas aprovechar al máximo sus beneficios y disfrutar de su sabor. Estos son sin lugar a dudas puntos clave:

✓  Elección de té: Elige tés de calidad que sean adecuados para ser consumidos en frío. El té verde y el té rojo son especialmente recomendados, pero no subestimes las sorpresas que pueden depararte los tés azules u Oolong y los tés negros. Explora y experimenta con diferentes variedades para encontrar tus preferidas. Utiliza siempre que puedas un té a granel de alta calidad, esto hará que el té helado sea mas sabroso.

✓  Personalización del sabor: Puedes ajustar el sabor del té frío a tu gusto. Si prefieres un té más dulce, puedes añadir azúcar, miel o siropes. También puedes agregar rodajas de limón, hojas de menta o incluso frutas frescas para darle un toque refrescante y personalizado. Recuerda que el té por si solo no contiene calorías, mira bien los ingredientes extras, sobre todo si intentas guardar la línea.

✓  Servir con hielo: A la hora de servir, no olvides añadir cubitos de hielo para mantener tu té frío y refrescante. Si no deseas diluir su sabor, puedes utilizar cubos de hielo hechos previamente con té.

Una vez que tenemos claro los puntos anteriores nos falta saber cómo vamos a infusionar nuestro té y para ello contaremos con dos formas de hacerlo:

Infusión fría

Añade el té a granel en un recipiente con agua y mételo en el frigorífico durante un espacio de tiempo de entre 4 y 8 horas. La cantidad ideal serán entre 3 y 4 cucharadas de té por cada litro de agua. Retira el té de la nevera, cuela el té y a disfrutar.

Infusión Caliente

Si eres de los que no quiere perderse ninguna de las esencias del té clásico te recomendamos el método del cambio brusco de temperatura. Prepara el té de manera tradicional. Cuando esté servido cambia la bebida a un recipiente con hielo y remuévelo con alegría. Tendrás lo mejor del té tradicional a la vez que disfrutas de una bebida refrescante. Puedes también preparar el té, dejarlo que se quede a temperatura ambiente y meter tu jara en la nevera. Te recomendamos que prepares cubitos de hielo con el mismo té, para que su sabor no se diluya luego con el hielo.

Siguiendo estos pequeños trucos, podrás disfrutar al máximo de una experiencia gratificante con el té frío. No dudes en explorar diferentes combinaciones de sabores y encontrar tu versión preferida. Este verano, permite que el té helado se convierta en tu compañero perfecto para combatir el calor y disfrutar de momentos de relajación y placer.

¿Cómo evitar errores al preparar té helado o frío?

Hemos aprendido cómo preparar un delicioso té frío, pero ahora es importante conocer los errores que debemos evitar. Uno de los errores más comunes al intentar disfrutar de té frío es prepararlo inicialmente como té caliente y luego refrigerarlo durante un período prolongado. Esta práctica solo resulta en la oxidación del té y la pérdida de su atractivo. Es recomendable consumir el té antes de transcurridas 24 horas para que no pierda sus propiedades.

¿Cuáles son los mejores tés para preparar un té helado o frío?

Cuando se trata de preparar un refrescante té helado, existen algunas variedades que destacan por sus sabores y propiedades. Aunque es cierto que cualquier té puede ser utilizado según tus preferencias personales, hay ciertas variedades que se adaptan mejor a las bajas temperaturas. En Tiendas Bonísimo, indicamos en las fichas de cada té si son adecuados para su preparación en frío, así que podrás elegir con confianza.

Los tés verdes y los tés rojos son ejemplos de tés que se disfrutan especialmente al ser infusionados en agua a temperatura ambiente o fría. Al prepararlos de esta manera, se liberan sabores característicos que realzan tu bebida refrescante y te permiten disfrutar de todos los beneficios que aportan a tu organismo.

Otras variedades recomendadas para disfrutar en frío incluyen los tés negros cítricos, los tés rojos u Oolong, las infusiones de frutas y el maravilloso Rooibos. Cada uno de estos ofrece un perfil de sabor único que se realza cuando se consume en frío. Además, si deseas dar un toque especial, puedes utilizar el té frío para preparar deliciosos cócteles. En nuestro blog, encontrarás algunas recetas que te inspirarán.

Recuerda que lo más importante es que elijas el té que más te guste, ya que el té helado es una bebida personalizable según tus preferencias de sabor. Así que explora diferentes variedades, disfruta de sus sabores refrescantes y aprovecha todos los beneficios que el té aporta a tu bienestar. ¡Disfruta de tu té helado en todo su esplendor!

El Rooibos, una apuesta segura

El Rooibos es una opción destacada cuando se trata de preparar té frío o helado. Si aún no estás familiarizado con todos los beneficios del Rooibos, te invito a seguir leyendo para descubrir todo lo que esta variedad tiene para ofrecer. Y si ya conoces las ventajas de consumir esta maravilla, te recomendamos los Rooibos frutales para crear tés fríos sabrosos y refrescantes.

El Rooibos es una planta que se cultiva en África y es similar al té, pero a diferencia de este último, no contiene estimulantes como la teína, lo que lo convierte en una opción ideal para aquellos que buscan evitar sustancias estimulantes en su dieta, además de combatir el insomnio. Pero las ventajas del Rooibos no se limitan a eso. Esta infusión actúa como un relajante natural para el organismo, ayudándote a combatir el estrés y la ansiedad que puede generarnos esta acelerada sociedad en la que vivimos.

Además, el Rooibos posee un poder antioxidante significativo, lo que nos ayuda a reducir el daño celular y combatir los efectos del envejecimiento. Así que si aún no estás familiarizado con el Rooibos, recuerda que puede convertirse en tu gran aliado este verano para saciar tu sed y cuidar de tu salud de manera natural.

No dudes en disfrutar del Rooibos y experimentar con las variedades frutales para crear tés fríos irresistibles y revitalizantes. Aprovecha todos los beneficios que esta planta tiene para ofrecerte y descubre por ti mismo por qué el Rooibos es una elección segura y sabia para tu bienestar.

Consejos para disfrutar de los beneficios del té helado o frío de manera saludable

El consejo que voy a ofrecerte puede no ser el más popular entre la mayoría de los consumidores, pero al seguir las recomendaciones de los profesionales de la salud, reforzamos nuestro compromiso con el cuidado de los amantes del té al recomendar su consumo sin azúcares ni edulcorantes añadidos.

Todos conocemos las propiedades y beneficios de una bebida que ha sido utilizada como medicina natural por culturas milenarias para combatir numerosas enfermedades. Al disfrutar del té helado sin azúcar, no solo nos beneficiamos de todas las propiedades saludables de la bebida, sino que también nos protegemos de enfermedades degenerativas como la diabetes, la obesidad y las enfermedades cardiovasculares.

Al principio, puede resultar un poco extraño consumir té sin agregarle una cucharada de azúcar o edulcorante, pero te aseguramos que con el tiempo no solo te acostumbrarás, sino que descubrirás los verdaderos matices y aromas que se esconden detrás de cada variedad, aprendiendo a disfrutar de su sabor natural. Si sientes la necesidad de endulzarlo, te recomendamos utilizar stevia, un tesoro de la naturaleza lleno de propiedades beneficiosas.

Ahora tienes todo lo necesario para preparar un delicioso té helado y mantenerte fresco y saludable durante los meses más calurosos. Si tienes alguna consulta, en Tiendas Bonisimo estaremos encantados de atenderte. Ponte en contacto con nosotros, elige tu té y te lo enviaremos a casa en un plazo de 24 a 48 horas.

¿Si te ha gustado el artículo "Té helado o frío - Trucos y preparación"?, ¡Dejarnos un comentario o las dudas que tengas al final de este post!

Y no olvides consultar nuestro amplio catálogo de Cafés, Infusiones naturales, Rooibos, Tés NegrosTés RojosTés VerdesTés BlancosTés Azules y Tés Amarillos¡Seguro que te van a encantar!

Te recordamos que si tienes Facebook, puedes unirte a nuestro grupo Amantes del Té - Valdemoro y al resto de nuestras Redes Sociales, donde podrás encontrar interesantes descuentos y ofertas flash. 

Por: Maria de los Angeles Vega 

Fuentes: 

https://www.elle.com/es/belleza/salud-fitness/a28084071/como-deshincharte-infusiones-frias

Té helado o frío - Trucos y preparación

Share

Artículos relacionados