El té en Rusia

Hoy les contaré un poco de historia sobre el té, en esta ocasión hablaremos sobre el té en Rusia un país con una larga tradición relacionada con esta bebida milenaria.


Rusia tiene un consumo muy elevado de té a diferencia de España y es una bebida muy extendida en ese país, siendo una parte muy importante en su cultura, desde que el embajador chino en Moscú regalase varias cajas de té al Zar Aleksey Mijailovich.

El té en Rusia

El té en Rusia 


El samovar es una tetera especialmente diseñada para preparar el té y servirlo. Consta de un recipiente con un tubo metálico en el centro. El recipiente se llena de agua y el tubo con carbón encendido, de tal manera que el agua se calienta. El té en Rusia es fuerte, con mucho cuerpo, mayoritariamente té negro, se toma con leche o limón. 

En el exterior del recipiente hay un grifo desde el cual se sirve el agua caliente en las tazas.

Las hojas de té se preparan en una tetera más pequeña y normalmente de porcelana con alta concentración de té en el agua. Esto se llama “3abapka” (zavarka = concentrado de té), que es extremadamente fuerte.

A la hora de servir el té antiguamente,  se echaba un poco de la  infusión de té concentrado de la tetera pequeña en la taza, y posteriormente se rellenaba hasta el final con el agua hirviendo del samovar.
El té en Rusia
 El té en Rusia - Samovar
                                                      
   
El té se sirve muy caliente en Rusia y por esta razón en la ceremonia tradicional del té, a los huéspedes o visitantes de del establecimiento, les daban unas toallitas especiales con las que se secaban la cara cuando el té caliente les hacía sudar.  
 
Esta manera de servir el té se sigue utilizando en la actualidad, aunque el samovar es cada vez menos utilizado y prácticamente se ha convertido en un elemento decorativo.

En Rusia hay otras dos costumbres a la hora del tomar el té. Una costumbre es la de llenar la taza hasta el mismísimo borde, hasta el punto que este se desborde al mezclar el azúcar con la cucharilla. Esta costumbre es muy antigua y con ella demuestran a los invitados que están muy contentas con su presencia y que no tengan prisa en dejarnos.

La otra costumbre es que se sirve el té hirviendo y aún hay gente conserva la antigua costumbre de verter poco a poco el té en el plato de la taza y beber de él. Esta es una antigua forma de enfriarlo.
 
El té en Rusia se sirve siempre con azúcar. En nuestros días se suele echar en la taza, pero originalmente se colocaba un terrón en la boca, por el que se hacía pasar el té caliente.
El Té en Rusia
El té en Rusia 

El té se suele tomar con los más variados acompañamientos como leche, nata líquida, miel, mermeladas, azúcar…. Es desconsiderado servir el té sin ningún tipo de alimento que lo acompañe (galletas, pasteles... en incluso pan, queso, embutidos); pero también es una descortesía que el invitado no pruebe ninguno de los alimentos, el anfitrión se puede sentir ofendido.


Otras curiosidades sobre el té en Rusia: 


¿Qué es el CHIFIR?

Es un tipo de té muy fuerte elaborado en Rusia. Está estrechamente relacionado con el sistema de prisiones de Rusia, y en general se bebe solo por los reclusos. Tiene efecto psicoactivo leve.  

¿Qué cantidad de té se utiliza en Rusia?

Se prepara normalmente en Rusia el té con 5 u 8 cucharadas de producto por persona que se introduce en agua hirviendo y se deja infusionar durante unos 10 minutos.  
 

Por: Maria de los Angeles Vega
                         

Productos relacionados con este artículo

Comentarios (0)

No hay comentarios todavía, ¡ anímate a ser el primero !

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña