Té helado o frío - Trucos y preparación

Té helado o frío - Trucos y preparación

Llegan los meses más calurosos del año y te apetece una bebida refrescante que calme tu sed. El té frío o helado es una de las mejores alternativas para hidratarse en los días que más suben las temperaturas. Los buenos amantes del té ya conocen todos los beneficios de esta maravillosa bebida milenaria.

Hoy vamos a conocer todas las ventajas de consumir el té frío, aprenderemos a preparar té helado de la forma más adecuada y a evitar los errores más comunes al preparar un té frío. Veremos como el té verde y el té rojo son estupendos para elaborar un té frío y los tés azules u Oolong, y por supuesto los tés negros también te sorprenderán, además de las ventajas de consumir otras infusiones o el conocido Rooibos.

Lo primero que tenemos que señalar es que hay que desterrar de una vez por todas el mito de que el té solo puede consumirse caliente. Es cierto que la temperatura hace aflorar todas las propiedades del té. Y esto es precisamente lo que evitamos consumiendo el té frío, que aflore el amargor del té y que no nos resulte tan atractivo al paladar.

Cómo elaborar el té frío

Un error muy habitual cuando llega el verano es recurrir a bebidas refrescantes gaseosas que llenan nuestro organismo de azúcares y aditivos que deterioran nuestro estado de salud. El té es una bebida que se compone casi al 100 % de agua, por lo que se convierte en una de las alternativas más saludables.

El problema es que cuando aprieta el calor no apetece consumir un té caliente, ya que lejos de refrescarnos lo único que conseguiremos es aumentar nuestra temperatura corporal. Es por eso por lo que vamos a indicarte cómo preparar un buen té frío. Para ello existen dos alternativas:

Infusión fría:

Pon tu té a granel en un recipiente con agua y mételo en el frigorífico durante un espacio de tiempo de entre 4 y 8 horas. La cantidad ideal serán entre 3 y 4 cucharadas de té por cada litro de agua. Retira el té de la nevera, cuela el té y a disfrutar.

Infusión Caliente o Té helado:

Si eres de los que no quiere perderse ninguna de las esencias del té clásico te recomendamos el método del cambio brusco de temperatura. Prepara tu té de manera tradicional. Cuando esté servido cambia la bebida a un recipiente con hielo y remuevelo con alegría. Tendrás lo mejor del té tradicional a la vez que disfrutas de una bebida refrescante. Puedes también preparar el té, dejarlo que se quede a temperatura ambiente y meter tu jara en la nevera. Te recomendamos que prepares cubitos de hielo con el mismo té para que su sabor no se diluya luego con el hielo.

Cómo no elaborar el té frío

Ya hemos visto cómo preparar un buen té frío. Ahora vamos a ver cómo no se debe preparar. Uno de los errores más comunes cuando queremos consumir té frío es preparar un té caliente y después dejarlo en la nevera durante un tiempo prolongado. Con esta acción solo conseguiremos que el té se oxide y pierda todo su atractivo. Te recomendamos consumir tu té antes de 24 hs. para que no pierda sus propiedades.

Cuáles son los mejores tés para preparar un té frío o helado

Vamos con los tés que te ayudarán a sacar lo mejor de tu “cold brew tea”. El té frío o helado puede prepararse con cualquier variedad de té, ya que lo más importante es siempre que esté “al gusto del consumidor”. Sin embargo, sí es cierto que hay unas variedades que aceptan mejor que otras las bajas temperaturas. En Tiendas Bonisimo te indicamos en las fichas de cada té, si admiten su elaboración en frío

Es el caso de los tés verdes y rojos, que, al ser disueltos en agua del tiempo o fría, liberan algunos sabores característicos que te ayudarán a disfrutar más de tu bebida refrescante mientras te aprovechas de todos los beneficios que aporta a tu organismo.

Otros tés bastantes recomendados para consumir fríos son los negros cítricos, los tés Oolong, las infusiones de frutas o el maravilloso Rooibos, del que vamos a ocuparnos a continuación. Tambien con el té frio puedes preparar estupendos cócteles te dejamos algunos ejemplos en nuestro blog.

El Rooibos, una apuesta segura

El Rooibos es una de las mejores opciones a la hora de preparar un té frío o helado. Si aún no conoces todos los beneficios del Rooibos te invito a que continúes leyendo para descubrir todo lo que esta variedad puede ofrecerte. Si ya conoces las ventajas de consumir esta joya te recomendamos los Rooibos frutales para elaborar unos tés fríos sabrosos y refrescantes.

El Rooibos es una variedad planta, similar a la del té que se cultiva en áfrica  y que está libre de estimulantes y excitantes (SIN TEÍNA), ideal para combatir el insomnio y para cualquier persona que tenga restringidos las sustancias estimulantes de su dieta. Pero es que además de combatir el insomnio, el Rooibos actúa como relajante natural del organismo, lo que te ayudará a combatir el estrés y la ansiedad generada por esta acelerada sociedad en la que vivimos.

Otro de los beneficios del Rooibos es su poder antioxidante, que nos ayuda a reducir el deterioro celular y combatir los efectos del envejecimiento. Así que si no conocías el Rooibos, recuerda que puede ser tu gran aliado este verano para calmar la sed y cuidar de tu salud.

Consejos para disfrutar de los beneficios del té helado

El consejo que te vamos a dar no será el más popular entre la mayoría de los consumidores. Sin embargo, cuando nos apoyamos en los profesionales de la salud, reforzamos nuestro compromiso con el cuidado de los amantes del té y recomendamos su consumo libre de azúcares y edulcorantes.

Todos conocemos las propiedades y beneficios de una bebida que ha sido utilizada por culturas milenarias como una medicina natural para combatir numerosas enfermedades. Al consumir el té helado sin azúcar, no solo estamos beneficiándonos de todas las propiedades curativas de la bebida, sino que también nos estamos protegiendo ante enfermedades degenerativas como la diabetes, la obesidad o las enfermedades cardiovasculares.

Puede que al principio te resulte un poco extraño consumir el té sin añadirle una buena cucharada de azúcar o edulcorante, pero te aseguro que a la larga no solo te acostumbrarás, sino que descubrirás los verdaderos matices y aromas que se esconden detrás de cada variedad y aprenderás a disfrutar de su sabor natural. Si ahun asi no puedes te recomendamos endulzar con Stevia un tesoro de la naturaleza llena también de propiedades naturales.

Ahora ya lo tienes todo para preparar un sabroso té helado y mantenerte fresco y sano durante los meses en los que más aprieta el calor. Si tienes alguna consulta, en Tiendas Bonisimo estaremos encantados de atenderte. Ponte en contacto con nosotros, elige tu té y te lo enviamos a casa en 24/48 hs.

Productos relacionados con este artículo

Rooibos Frutal

Rooibos Frutal

Precio 3,55 €
Té Oolong Albaricoque

Té Oolong Albaricoque

Precio 2,99 €
Té rojo Frutas del Bosque

Té rojo Frutas del Bosque

Precio 2,50 €

En la web de Tiendas Bonisimo utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.