Cart
Custom content

This is custom content

¿Qué es la Stevia?

Stevia

La Stevia o Estevia es un sustituto natural del azúcar que ofrece numerosos beneficios para nuestra salud. A diferencia del azúcar, la Stevia no contiene calorías ni carbohidratos y no eleva los niveles de azúcar en la sangre. Veamos más a fondo qué es la Stevia y cuales son sus propiedades y beneficios para nuestra salud.

Hablar de la Stevia, es hablar de un edulcorante que es 300 veces más dulce que el azúcar, lo que la convierte en una opción ideal para endulzar bebidas, postres, pan y una variedad de platos en la cocina. Además de ser un sustituto natural del azúcar, la Stevia también se considera una planta medicinal.

Una de las ventajas más destacadas de la Stevia es su utilidad para las personas que padecen diabetes, especialmente del tipo II. Al no elevar los niveles de azúcar en la sangre, la Stevia les permite disfrutar de alimentos y bebidas dulces sin comprometer su salud.

Es posible que al principio notemos un cambio en el sabor de nuestras bebidas al usar Stevia en lugar de azúcar, pero rápidamente nos acostumbraremos y no percibiremos la diferencia. Es importante destacar que en Europa, la Stevia estuvo inicialmente prohibida, pero ahora es legal su consumo en toda la Unión Europea, lo que demuestra su seguridad y aceptación en el mercado. Hoy hablaremos justamente de esta estupenda planta y descubriremos que es la Stevia.

¿Qué es la Stevia? Propiedades y beneficios

La Stevia es conocida científicamente como Stevia rebaudiana bertoni y es originaria de Paraguay y de Brasil, fue consumida durante siglos por los indios guaraníes. La stevia se corresponde con la familia de las asteráceas, es un arbusto de hoja perenne que apenas supera los 80 cm de altura, de clima tropical, sus flores son pequeñas, blancas y poco vistosas. Actualmente existen cultivos de esta planta también en España, en la zona de Málaga.

De las hojas de esta planta, se saca el único edulcorante natural que aporta grandes beneficios para nuestra salud. La Stevia está compuesta por (62%) carbohidratos, fibra (16%), (11%) proteínas y minerales como potasio, calcio, magnesio, zinc y hierro. La Stevia no es una fuente significativa de vitaminas o minerales. Sin embargo, contiene pequeñas cantidades de nutrientes. 

Propiedades y beneficios:

✓ Excelente sustituto del azúcar (antidiabética).
✓ Cero calorías, ideal para personas que intentan bajar de peso.
✓ Regula la tensión arterial, el ritmo cardiaco y es antiinflamatoria.
✓ Es vasodilatadora.
✓ Es antioxidante.
✓ Bacteriana y antifúngica, combate bacterias bucales y hongos de los órganos femeninos como la Cándida Albicans, causante de la vaginitis
✓ Es diurética, por lo que ayuda a bajar los niveles de ácido úrico.
✓ Disminuye los estados de ansiedad y combate la fatiga.
✓ Ayuda en la absorción de las grasas, es antiácido, facilita la digestión y ayuda a combatir los problemas de acidez de estómago.
✓ Además de ser bactericida, es cicatrizante, por lo que es ideal para el tratamiento de quemaduras, heridas… 

Según la American Journal of Epidemiology, la Stevia contiene antioxidantes como el kaempferol, que combate el riesgo de padecer cáncer de páncreas. Las personas con diabetes del tipo II son las principales beneficiarias del consumo de Stevia, ya que esta reduce los niveles de glucosa en la sangre, su acción hipoglucemiante estimula la secreción de insulina por parte del páncreas.

La Stevia es reconocida por ser un edulcorante natural con bajo contenido calórico. A pesar de que las hojas de Stevia contienen una pequeña cantidad de nutrientes, normalmente se consume en cantidades tan reducidas que su valor nutricional es insignificante. A continuación, te proporciono una aproximación de los valores nutricionales de las hojas secas de Stevia por cada 100 gramos:

¿Que es la Stevia?

¿Qué contraindicaciones de la Stevia?

Si bien la Stevia se considera segura para la mayoría de las personas cuando se consume en cantidades moderadas, existen algunas contraindicaciones y precauciones a tener en cuenta:

Reacciones alérgicas: Algunas personas pueden experimentar reacciones alérgicas a la Stevia, como erupciones cutáneas, picazón, hinchazón o dificultad para respirar. Si experimentas alguno de estos síntomas, debes dejar de consumir Stevia y consultar con tu médico de cabecera.

Efectos sobre la presión arterial: La Stevia puede tener un efecto hipotensor, lo que significa que puede reducir la presión arterial. Si ya tienes la presión arterial baja o estás tomando medicamentos para controlarla, es recomendable consultar a un médico antes de consumir Stevia en grandes cantidades.

Interferencia con medicamentos: Existen algunos medicamentos, como los medicamentos para la diabetes y los medicamentos para la presión arterial, que pueden interactuar con la Stevia. Puede ser necesario ajustar las dosis de estos medicamentos si se consume Stevia de forma regular. Por lo tanto, es importante hablar con un médico o farmacéutico si estás tomando algún medicamento antes de incorporar Stevia a tu dieta.

Mujeres embarazadas o lactantes: Aunque no se han reportado efectos adversos significativos, se recomienda que las mujeres embarazadas o lactantes consulten con su médico habitual antes de consumir Stevia en grandes cantidades.

Es importante tener en cuenta que la Stevia es un producto ampliamente utilizado y considerado seguro para el consumo en cantidades moderadas. Sin embargo, como con cualquier sustancia, es importante ser consciente de las posibles contraindicaciones y precauciones, especialmente si tienes alguna condición médica preexistente o estás tomando medicamentos. Siempre es recomendable consultar con tu médico de cabecera antes de realizar cambios significativos en tu dieta o estilo de vida.

Stevia Hojas

¿Cómo utilizar la Stevia?

La Stevia tiene varias formas de presentación, líquida, en comprimidos o en polvo, todas estas de venta en frascos que podrás conseguir fácilmente en tu farmacia o herbolario más cercano y la más natural en hojas frescas o secas que permiten infusionar directamente en el té o el café por ejemplo.

Es recomendable siempre que podamos consumir la Stevia en hojas, ya que esta no sufre ningún tipo de tratamiento y es una manera más natural de consumir este producto. La infusión es muy sencilla, simplemente colocaremos 3 o 4 hojas por taza, echaremos agua muy caliente y dejaremos reposar unos 10 minutos. En el caso del té mezclaremos estas hojas junto con las hebras del té y para el café sumergimos nuestro infusor directamente en el café. En nuestro blog te contamos más en detalle Cómo hacer una infusión de Stevia.  ¡Cuida tu salud y pásate a la Stevia!

¿Si te ha gustado el artículo "¿Qué es la Stevia?"?, ¡Dejarnos un comentario o las dudas que tengas al final de este post!

Y no olvides consultar nuestro amplio catálogo de Cafés, Tés NegrosTés RojosTés VerdesTés BlancosTés Azules y Tés Amarillos¡Seguro que te van a encantar!

Te recordamos que si tienes Facebook, puedes unirte a nuestro grupo Amantes del Té - Valdemoro y al resto de nuestras Redes Sociales, donde podrás encontrar interesantes descuentos y ofertas flash. 

Por: Maria de los Angeles Vega 


Bibliografía consultada:
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29995279
https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/10408398.2015.1072083?journalCode=bfsn20
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6034025/
https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1002/jsfa.7627
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27784241
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27784241
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23140911
Stevia Flor

Share

Artículos relacionados