Cart
Custom content

This is custom content

¿Té en bolsita o té a granel?

- Categorías : Todo sobre el Té
Té en bolsita o té a granel

Hay personas que no han reflexionado sobre ello, pero existe una gran diferencia entre el té en bolsita y el té a granel. En este artículo, intentaremos explicar cuáles son estas diferencias y responder a la eterna pregunta: ¿Té en bolsita o té a granel?

Antes de comenzar, cuando hablamos de té en bolsita, nos referimos a las bolsitas de té triturado convencionales, no a las pirámides de té. Estas últimas están diseñadas de manera diferente para contener un té de mejor calidad, a granel y en su forma original. Las pirámides están pensadas para adaptarse a nuestro estilo de vida moderno y brindar comodidad al preparar rápidamente una taza de té, maravillándonos con su simplicidad. Veamos una pequeña comparativa sobre el té a granel y el té en bolsita.

El té a granel

El té a granel se recolecta a mano y se refiere a las hojas enteras o sueltas de la planta de té. Se utilizan únicamente las mejores partes de la planta, como los brotes y las dos primeras hojas cercanas al brote. Al infusionarse, las hojas se expanden y liberan todo su aroma y sabor. Este tipo de té nos permite observar a simple vista las hojas, su color y, en el caso de ser una mezcla, los ingredientes adicionales como frutas, semillas, flores, especias, etc. Dependiendo de la calidad de este té, se puede infusionar hasta aproximadamente 5 veces en el caso de un té premium y según su variedad. Por supuesto, las mejores variedades de té son las ecológicas.

Cuando hablamos de té, nos referimos a las hojas procedentes de la planta conocida como Camellia Sinensis. De esta planta obtendremos seis variedades de té. Las hojas de té, según su proceso de marchitamiento, enrollado, oxidación, fijación y secado, se denominan té rojo o Pu Erh, té blanco, té negro, té azul u Oolong, té amarillo té verde. El té a granel conserva todos los antioxidantes, polifenoles y otras propiedades beneficiosas de la planta del té.

El té a granel tiene sus raíces en el mundo de la meditación, el autoconocimiento, las largas discusiones, la guerra y la paz. Muchas decisiones importantes para la humanidad se tomaron alrededor de una buena taza de té. Hablamos de tiempos en los que las bolsitas de té no existían.

Los chinos, los indios, los japoneses, etc., siempre han apreciado las cualidades del té para la salud, y este concepto perdura hasta nuestros días. Un producto de calidad que aporte beneficios para nuestra salud siempre tendrá un costo superior a aquel que no nos aporta mucho o nada. Es cierto que el tiempo de infusión será mayor que el de un té en bolsita, pero la calidad del té se nota desde el primer sorbo de nuestra taza.

No se necesita una gran dosis de paciencia para preparar té a granel. Una vez que nos acostumbremos, el proceso se vuelve casi automático, y ni siquiera necesitaremos medir la temperatura del agua. Y la recompensa por aprender esto será gratificante. Llegado a este punto, seguramente nos picará la curiosidad de preparar té como un experto. Si quieres saber más a este respecto te invito a mi artículo La taza perfecta de té.

Té en bolsita o té a granel

El té en bolsitas

El té de bolsita o té en saquitos convencional solo nos permite infusionarlo una vez, ya que la cantidad de té contenida en el saquito es baja y es para una sola taza. Este tipo de té suele ser recolectado mediante máquinas que arrancan tanto los tallos como las hojas (tanto jóvenes como viejas), y luego se trituran juntas en diversos procesos. En muchos casos, se agregan sustancias artificiales para mejorar su aroma y sabor.

El té de saquito contiene significativamente menos antioxidantes y polifenoles provenientes de las hojas de té, sustancias que son beneficiosas para nuestra salud. Además, la cantidad de flúor tiende a ser mayor en este tipo de té, ya que generalmente se obtiene de hojas viejas de té. Las propias bolsitas de té están hechas de papel, y en muchas ocasiones, se utilizan agentes químicos para su blanqueamiento.

Sin embargo, no todas son desventajas. Es cierto que el té en bolsitas ofrece rapidez en su preparación. Este formato de consumo se popularizó a principios del siglo XX, y las bolsitas buscan cumplir la misma función que un infusor de té. Al estar triturado y entrar en contacto con agua caliente, las sustancias como la teína se liberan más rápidamente en la taza, al igual que los aromatizantes y saborizantes. Así obtenemos un té express, algo muy conveniente en la vida moderna a la que estamos acostumbrados. También es cierto que los saquitos de té suelen tener un precio mucho más económico en comparación con el té a granel disponible en supermercados.

Entonces... ¿Té en bolsita o té a granel?

Sin lugar a dudas, nosotros preferimos lo más natural y menos procesado posible. Por tanto, optamos por el té a granel. El té tradicional, aunque requiera un poco más de esfuerzo y trabajo en su preparación, nos brinda recompensas inigualables. Afortunadamente, todos tenemos la libertad de elección, y la mejor manera de decidir es probando ambas opciones.

Para disfrutar de un buen té, debemos ser exigentes con su calidad y tener la posibilidad de observar a simple vista sus colores, aromas y componentes. Como en todas las cosas, existe un nivel de experiencia en el que también debemos respetar la temperatura del agua y el tiempo de infusión recomendado. Además, es interesante tener en cuenta el uso de agua de calidad siempre que sea posible, ya que el agua también juega un papel importante en la preparación de nuestro té.

En resumen, si buscamos una experiencia más auténtica, con mayor variedad de sabores y beneficios para la salud, el té a granel es la elección preferida. Sin embargo, cada persona tiene sus propias preferencias y necesidades, por lo que es importante explorar y descubrir qué tipo de té se adapta mejor a nuestros gustos y estilo de vida. ¡La clave está en disfrutar de una buena taza de té, sea cual sea nuestra elección!

¿Me interesa más el té en hebras o a granel o el té en bolsitas triangulares?

La elección entre el té en hebras y el té en bolsitas triangulares depende de tus preferencias personales y tus necesidades específicas. Aquí tienes algunas consideraciones que pueden ayudarte a decidir:

Calidad del té: En general, el té en hebras tiende a tener una mayor calidad en comparación con el té en bolsitas triangulares. Las hebras sueltas permiten una mejor infusión y liberación de sabores y aromas, ya que las hojas tienen más espacio para expandirse. Sin embargo, hay marcas de té en bolsitas triangulares que utilizan hebras de alta calidad, lo que puede ofrecer una experiencia similar.

Conveniencia: El té en bolsitas triangulares suele ser más conveniente y fácil de usar. Las bolsitas ya están dosificadas, lo que facilita su preparación, especialmente cuando estás en movimiento o tienes poco tiempo. Solo necesitas colocar la bolsita en una taza y verter agua caliente. Por otro lado, el té en hebras requiere un infusor o colador para separar las hojas del líquido, lo que puede resultar más laborioso.

Variedad de opciones: Si eres un amante del té y disfrutas de una amplia variedad de sabores y tipos, es probable que encuentres una mayor diversidad en el té en hebras. Los tés en hebras sueltas o a granel suelen ofrecer una gama más amplia de variedades, mezclas y opciones personalizadas. Sin embargo, muchas marcas también están ampliando su oferta de té en bolsitas triangulares con opciones más sofisticadas y variadas.

Experiencia sensorial: Si buscas una experiencia más completa y sensorial al tomar té, el té en hebras puede ser más satisfactorio. Las hebras sueltas permiten una mayor interacción visual y olfativa con el té, ya que puedes observar las hojas y apreciar sus aromas antes de la preparación. Además, la infusión de té en hebras suele tener un sabor más completo y complejo.

En última instancia, la decisión entre el té en hebras y el té en bolsitas triangulares dependerá de tus preferencias individuales y tus necesidades de conveniencia. Si valoras la calidad, la variedad y la experiencia sensorial, es posible que te inclines hacia el té en hebras. Si buscas comodidad y rapidez, el té en bolsitas triangulares puede ser la opción más práctica. Recuerda que siempre puedes probar ambos tipos y descubrir cuál se adapta mejor a tus gustos y estilo de vida.

¿Estas diferencias también se aplican a las infusiones?

¡Sin duda alguna! Todo lo que está triturado y no se puede ver queda a la imaginación. Puede resultar excelente o puede que no tanto. Nosotros hemos compartido nuestra humilde opinión, pero al final eres tú, como consumidor, quien toma la decisión.

Sabías que las bolsitas de té tal como las conocemos hoy en día fueron inventadas por accidente. En 1904, un comerciante de té llamado Thomas Sullivan de Nueva York enviaba muestras de té a sus clientes en pequeñas bolsitas de seda. Sus clientes, sin darse cuenta de que eran solo para muestra, comenzaron a sumergir las bolsitas enteras en agua caliente en lugar de vaciar el contenido en un infusor. Ante este descubrimiento, Sullivan decidió cambiar las bolsitas de seda por bolsitas de papel, creando así el concepto de las bolsitas de té tal como las conocemos en la actualidad.

¡Esta curiosidad muestra cómo a veces las grandes innovaciones pueden surgir de accidentes fortuitos!

¿Si te ha gustado el artículo "¿Té en bolsita o té a granel?"?, ¡Dejarnos un comentario o las dudas que tengas al final de este post!

Y no olvides consultar nuestro amplio catálogo de Cafés, Tés NegrosTés RojosTés VerdesTés BlancosTés Azules y Tés Amarillos¡Seguro que te van a encantar!

Te recordamos que si tienes Facebook, puedes unirte a nuestro grupo Amantes del Té - Valdemoro y al resto de nuestras Redes Sociales, donde podrás encontrar interesantes descuentos y ofertas flash. 

Por: Maria de los Angeles Vega

Té en bolsita o té a granel

Artículos relacionados

Share

Buscar en el blog

Mundo Matcha