¿Cuantos tipos de té hay?

Si el té proviene de una misma planta, ¿Cuantos tipos de té hay? 


La diferencia entre un té y otro está dada por el proceso de elaboración al que está sometido. Aunque todos los tés provienen de la misma planta (Camelia Sinensis). Es importante saber cuándo compras un té, conocer sus cualidades y a que proceso de fermentación ha sido sometido.

Intentaremos hoy, darte las principales características de cada té, para que a la hora de comprar un té, puedas conocer sus cualidades.

TÉ VERDE:

La particularidad que hace que el té verde sea considerado prácticamente una auténtica “medicina natural” es que no es un té fermentado, lo que hace que mantenga sus componentes naturales prácticamente igual que en su estado natural.

Sus principales propiedades son:
  • Es un poderoso antioxidante retrasando el proceso de envejecimiento.
  • Es depurativo (ayuda a eliminar líquidos) y muy digestivo. Puede ayudar a perder peso.
  • Es rico en minerales, sodio, flúor y vitaminas A, B y C. Estos refuerzan el sistema inmunitario y pueden ayudar al cuerpo a protegerse en caso de virus o infecciones.

Modo de preparación:

El té verde tiene un bajo contenido en teína, y debe prepararse con agua que no esté “hirviendo”, ya que las hojas se cuecen y el té sale demasiado amargo.
Con el agua entre 75 – 85ºC y entre 2 y 3 minutos (2 mins para los tés japoneses) de reposo obtendremos una infusión muy aromática y reconfortante. La infusión resulta suave y delicada, ligeramente herbal y de tonos amarillentos, verdosos o dorados.

Los chinos fueron los primeros en descubrir el té. En china por este motivo,podemos encontrar las mayores variedades de este té. Pero el té verde es el más bebido en Japón. Aunque la recolección y el método de tratamiento también fueron importados de China, a lo largo de los siglos, los japoneses se han hecho expertos en su cultivo y producción, al punto que la bebida se ha convertido en un icono cultural del país. Los mejores tés verdes de Japón son de Uji, región de Kioto. La gran mayoría de los tés japoneses son los Sencha o Bancha, es decir cultivados a pleno sol y una ínfima parte son los tés Gyokuro, los más caros y reconocidos, crecidos a la sombra.

La diferencia entre el té verde japonés y el chino se debe principalmente al proceso de elaboración.
Aunque el tratamiento atraviesa varias etapas, los microorganismos que harían fermentar las hojas se destruyen por acción del vapor o por calentamiento. El té verde japonés se hierve al vapor para detener su oxidación, tratando de preservar el gusto a hierba mientras que el té verde chino se seca al horno o al fuego.

En Tiendas Bonisimo te recomendamos el 

TÉ NEGRO:

El té negro es uno de los más populares en todo el mundo. Y bien ganado se tiene su prestigio, debido a su sabor y propiedades. Algunas propiedades del té negro son muy interesantes, tales como la de poseer antioxidantes, ser saciante, bajo en calorías y bueno para el estómago, entre otras virtudes. El té negro cuenta con una larga historia a sus espaldas. De hecho, fue empleado como moneda de cambio durante mucho tiempo, debido a que no pierde su sabor con el tiempo

Para elaborar esta variedad las hojas frescas de la Camelia Sinensis pasan por un proceso de oxidación completo que transforma el color verde original de la hoja en un marrón oscuro, haciendo que los aromas se tornen más complejos. Las infusiones resultantes tienen un color ámbar, con cuerpo y sabor intensos. Se trata de la variedad más estimulante, ya que la oxidación favorece la liberación de la teína en la infusión.

Para su fabricación se enrollan las hojas cosechadas después de marchitarse. En este proceso se rompen las paredes de las células ocasionando la pérdida del líquido celular. Se continúa con el proceso de fermentación de 35 a 40°C, en el que las hojas por la oxidación se coloran de tonos que van desde un marrón rojizo, hasta un negro intenso. Finalmente a través del proceso de secado, el té se puede conservar hasta que una vez en la tetera pueda desplegar sus finos aromas. El té negro contiene curtientes y minerales, al igual que vitaminas, aceites etéreos y teína. Sin embargo, en comparación con la cafeína ésta actúa más despacio en el organismo. Los curtientes actúan de forma relajante en el estómago. Para su preparación es importante saber lo siguiente: La intensidad de su sabor varía drásticamente dependiendo del tipo, así que cada uno debe ser preparado de acuerdo a pautas individuales.


Tiempo de infusión
:

 negro clásicos: 4 a 5 minutos

Té Darjeeling: 3 minutos

Té de hojas rotas (Broken): 3 a 4 minutos

Temperaturas del agua: 95ºC

TÉ BLANCO:

Últimamente el té blanco se ha convertido en una de las infusiones más demandadas por el público y la que se le atribuyen propiedades muy beneficiosas para la salud. ¿A qué se debe la fama de este tipo de té? El té blanco está considerado como el más exquisito y refinado, ya que en vez de las hojas enteras, se recogen sólo los brotes más tiernos y más jóvenes que es donde se concentra toda la “energía” de la planta. Estos brotes (aún sin abrir) están cubiertos de un vello blanco que recubre la hoja nada más nacer (lo que le da el nombre a esta variedad). Se cosecha sólo durante unos pocos días cada primavera, y los brotes son recogidos a mano, luego extendidos sobre grandes filtros. Por medio de una ventilación controlada se marchitan las hojas. Finalmente se secan a baja temperatura evitando romperse, para no afectar su color o aroma. Se produce principalmente en China, en las altas montañas de la provincia de Fujian

Su fama se debe a dos razones fundamentales:

-Su exquisito sabor y delicado aroma. Su alto precio en el mercado (es el té de precio más elevado) es debido a su producción artesanal ya que para un pequeño puñado de té hacen falta un buen número de brotes.

-Su fama de “elixir de la juventud” ya que es uno de los antioxidantes más potentes que nos ofrece la naturaleza y su alto contenido en vitamina E y C.

El té blanco tiene las mismas propiedades que el té verde, aunque en muchas de ellas es más efectivo (por ejemplo es 5 veces más antioxidante). Contiene la mitad de teína que el té verde, y tiene un efecto suavemente diurético.

Tiempo de infusión: 3 a 5 minutos y el té Agujas de Plata “Silver needles”: 5 a 7 minutos

Temperatura: 75°C

TÉ ROJO- (PU ERH):

El té Pu-Erh o té rojo es originario de la provincia china de Yunnan. Se le llama también el “Té de los Emperadores” porque antiguamente y durante muchos años su consumo estuvo prohibido al resto de la población. Tiene un sabor muy característico, fuerte y terroso, y la infusión es de color rojizo oscuro. Se trata de un té post fermentado, ya que su proceso de fermentación difiere de aquel del té negro y requiere un largo proceso de maduración en bodegas que puede llegar a durar varios años. Es precisamente este peculiar proceso de fermentación lo que le otorga al té rojo su apreciado color, sabor y propiedades excepcionales que lo han hecho famoso en todo el mundo y ha motivado que en Estados Unidos lo hayan bautizado como el “devorador de grasas”. Tres tazas diarias de este té nos ayudarán a controlar las grasas de nuestro organismo y a eliminarlas mejor, debido a su excepcional propiedad de ayudarnos a disminuir los niveles de colesterol y de grasa en la sangre. También tiene propiedades diuréticas y es ideal para aliviar las digestiones pesadas.

Momento de consumo ideal: Todo el día, especialmente después de las comidas. Se puede servir con leche.

Tiempo de infusión:  4 minutos

Temperatura: 95°C

TÉ AZUL (OOLONG):

El té oolong (también llamado té azul o semifermentado) es un tipo de té a medio camino entre el té verde y el té negro: recordemos que el té negro es un té fermentado y el té verde un té sin fermentar; el té oolong es un té cuya fermentación ha sido interrumpida durante el proceso (por eso es semi-fermentado). En su elaboración se repiten los procesos de enrollado y oxidación de las hojas hasta veinte veces. Se considera un arte mayor el encontrar el punto perfecto para lograr el tono cobrizo de las hojas y detener el proceso de fermentación por medio de la vaporización o la oxidación.

El oolong procede de la región de China (Fujian) y de Taiwan (Formosa). Los tés Oolong de China tienen una fermentación más corta (10 – 20%); el resultado son tés ligeros, con sabores vegetales, más parecidos a los tés verdes. Los tés azules de Taiwán tienen una fermentación más larga (hasta un 70%), dando lugar a tés más oscuros y afrutados, más parecidos a los tés negros. Debido a su agradable sabor, los oolongs son especiales para aquellos que quieren comenzar a tomar té.

Las propiedades del té oolong son muy similares a las del té verde:

  • Gran poder antioxidante
  • Fortalece el sistema inmunológico
  • Contiene muchas vitaminas y minerales
  • Ayudar a reducir la tensión arterial
  • Ayuda a regular el colesterol

La popularidad de este té está creciendo en los últimos tiempos debido a varios estudios de EEUU y Japón que parecen indicar su alto poder quema grasa, superior al del té verde (aunque inferior al del té rojo – Pu erh). El té oolong contiene, en general, la mitad de teína que el té negro, y el doble que el té verde.

Momento de consumo ideal: Después de las comidas y tardes. . El oolong se puede beber frío. Como té helado el oolong goza de gran aceptación.

Tiempo de infusión: 5  minutos

Temperatura: 90ºC


TÉ AMARILLO:

Té amarillo es algo cercano al té verde y al té blanco, pero con sus propias características. Se cosecha solo en china y es la última variedad que se ha sacado hace poco al mercado.

Tiene un sabor propio y un proceso lento de oxidación. Entre sus propiedades podemos decir que es un té que ayuda a la digestión, a bajar de peso, Se cree que tiene buenas propiedades anti cancerígenas, estupendo para sistema cardiovascular, entre otras. Al ser una variedad té muy reciente sus propiedades todavía se encuentran en estudio.

Dentro de los tés amarillos más apreciados encontramos el Jun Shan Yin Chin, el Chun Shan Yin Zhen, Huang y Mao Chien.

Momento de consumo ideal: Después de las comidas y tardes.

Tiempo de infusión: 2-3 minutos

Temperatura: 85ºC


A continuación explicamos muy brevemente los distintos procesos que sufre el té:


Marchitado: Se produce inmediatamente después de la cosecha, mediante este proceso se reduce el agua, se realiza bajo el sol o en salas frescas y ventiladas. 

Oxidado: Se producen golpes en la hoja, produciendo roturas, liberando las enzimas que posteriormente oxidarán la hoja.

Fijación (Green Killer): Es un proceso característico de los tés verdes y Oolongs. Consiste en la aplicación de calor para producir una inactivación de las enzimas que producen la oxidación.

Enrollado:En esta etapa, se da forma a las hojas, en forma de aguja o perla. Dándole la forma también se provoca una rotura de la estructura celular y se liberan enzimas, que promueven el proceso de oxidación. 


Fermentado: La fermentación es propia de los Hei-Cha y Pu-erh. La calidad del té depende muy esencialmente de una fermentación correcta.

Secado:En esta última etapa se reduce el contenido de agua de las hojas de té en un 3% al 6%. Esto detendrá toda la actividad enzimática y preservará los compuestos químicos y sabor del té.


Cuantos tipos de té hay

Productos relacionados con este artículo

Cajas de Madera

Caja de Madera

Precio 10,00 €
Preciosa caja de madera para tres tés

Caja de té

Precio 39,00 €
Té verde Cereza Japonesa

Té verde Cereza Japonesa

Precio 2,60 €

En la web de Tiendas Bonisimo utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.